Políticas editoriales

Política ANTIPLAGIO

Armiliar mantiene una política antiplagio orientada a garantizar que todos los trabajos publicados sean originales e inéditos.

A tal fin, y debido a las limitaciones que presentan los programas de detección automática de plagio con el idioma español, ante cada manuscrito recibido la revista implementa el siguiente procedimiento:

- Al postular el artículo, se les solicita a las/os autoras/es que declaren que el artículo no ha sido publicado previamente ni enviado a otras revistas para evaluación y que han seguido las Directrices para los/as autores/as, en las cuales se establece que los artículos postulados deben ser originales.

- Al recibir el artículo, el/la editor/a utiliza herramientas de búsqueda en Internet, a fin de rastrear y de cotejar en otras obras del mismo o de diferentes autores/as datos, resultados y aspectos de redacción que permitan corroborar la originalidad y evitar prácticas de plagio.

- Al enviar el artículo a evaluación, se les solicita a los/as revisores/as que en función de su conocimiento sobre las fuentes y la literatura sobre el tema alerten a la revista sobre posibles indicadores de plagio con trabajos publicados previamente en otras fuentes.

En caso de comprobarse una práctica de plagio, Armiliar sigue los lineamientos provistos por COPE

La revista considera como plagio las siguientes prácticas:

Plagio directo
- Se realizan cambios mínimos y se presenta como propio un texto ajeno.
- Se omite la autoría de fragmentos (oraciones o párrafos) que corresponden a textos ajenos (tanto si se reproducen de manera textual y no se colocan comillas como si se presentan mediante paráfrasis).

Plagio en citas directas
- No se emplean comillas para indicar los fragmentos (oraciones o párrafos) que se reproducen de manera textual.
- Solo parte del fragmento (oraciones o párrafos) que se reproduce de manera textual se indica mediante comillas (se omite que las frases previas y/o posteriores al pasaje entrecomillado también corresponden al texto citado).

Plagio en parafraseos
- Los cambios realizados no modifican sustancialmente la redacción del fragmento original (oraciones o párrafos), por lo que no constituyen paráfrasis.
- El parafraseo es extenso y no se diferencian con claridad los pasajes parafraseados de los pasajes propios.
- El parafraseo es continuo y no se añaden materiales, ideas propias o reflexiones críticas que permitan la interacción o que enriquezcan la información disponible en otros trabajos ya publicados.

No se considera plagio cuando:
- Los pasajes que se reproducen no dominan por sobre los aportes originales de quien escribe.
- La incorporación de pasajes ajenos se utiliza para permitir que el/la autor/a interactúe críticamente con los puntos de vista de otra persona.
- El argumento del texto original conserva su significado pero es reelaborado con palabras o con características diferentes.

Autoplagio o fraude de reciclaje
- Se realizan cambios mínimos en un texto propio y se lo presenta como si fuera un trabajo diferente.
- Se omite la indicación de que se trata de un trabajo anteriormente publicado que se presenta reciclado con correcciones o con nuevos agregados.

No se considera autoplagio cuando:
- El trabajo previo es base para una contribución nueva, y deben repetirse partes clave para explicar y para defender los nuevos argumentos.
- El/la autor/a considera que lo desarrollado en trabajos anteriores no se puede exponer de mejor manera para la nueva publicación.
- Los pasajes repetidos no superan el 30% del trabajo original.